13/8/11

172. "Como el vinagre a los dientes, y como el humo a los ojos, así es el perezoso a los que lo envían". Prov. 10:26


La pereza mata. Lenta, imperceptible y disimuladamente. Mata porque el perezoso en realidad no hace nada y una vida sin realizaciones es una agonía que no acaba, y cuando acaba, termina en pobreza y miseria. El perezoso se la pasa echándole la culpa de su triste situación a los demás o a la falta de oportunidades. Ignora que las oportunidades no caen del cielo, que es preciso buscarlas y crearlas.

Salomón compara al perezoso con el vinagre y el humo. Nadie los soporta. Tu los toleras? ¿Qué empleador es feliz con un empleado que se limita a hacer únicamente lo que se le ordena? El trabajo es una de las mayores bendiciones, porque le da sentido y propósito a la vida. La vida no solo es existir, es también hacer y realizar. El trabajo hace que las cosas sucedan.

"El trabajo es uno de los temas más tratados en el libro de Proverbios. El objetivo de Salomón es enseñarles a las personas a ser felices. No hay felicidad sin realizaciones, y toda realización es el resultado del trabajo".

No inventes disculpas. La vida es corta. Desperdiciar tiempo buscando pretextos para postergar las oportunidades, es una tontería. No esperes tener el trabajo ideal, búscalo, pero mientras no lo encuentres haz cualquier cosa que te venga a la mano. No hay trabajo indigno ni humillante. Cualquier trabajo, por insignificante que parezca, es el primer paso para llegar al trabajo soñado. Las instituciones y las empresas están buscando personas que tengan ganas de hacer que las cosas sucedan. Los grandes salarios son la consecuencia natural de la diligencia y la dedicación. Jesús dijo un día: "El que es fiel en lo poco, también en lo más es fiel".

Sacude hoy el polvo de tus pies. Y aunque estés desempleado, haz lo que te venga a la mano para hacer. Pero hazlo con dedicación y entusiasmo. Como si fuera el gran trabajo que tú soñaste. Cuando una persona está bien con Dios, está bien consigo misma y tiene voluntad para salir de la actual situación de cosas. Haz de este día un día de realizaciones, huye de la pereza, porque "como el vinagre a los dientes, e como el humo a los ojos, así es el perezoso a los que lo envían"


Alejandro Bullón

1 comentario:

  1. Lo unico que puedo decir , es grasias a la persona que escribio este blog....

    ResponderEliminar