25/1/12

REFLEXIÓN 3.- Para que te Vaya Bien a Ti y a Tus Hijos…


…y me dijo Jehová: He oído la voz de las palabras de este pueblo, que ellos te han hablado; bien está todo lo que han dicho.
¡Quien diera que tuviesen tal corazón, que me temiesen y guardasen todos los días todos mis mandamientos, para que a ellos y a sus hijos les fuese bien para siempre! (Deuteronomio 5: 28,29).

Honrar un compromiso es un muy importante, en toda área de la vida, si todos cumpliéramos lo que prometemos, este mundo sería un mundo diferente, la palabra seria ley, en una transacción comercial, no se necesitaría firmar documentos.
Pero es solo un espejismo, imposible en este mundo real. Es necesario imprimir la palabra de compromiso en un papel, sello, firma …etc.

Volviendo a nuestro tema de hoy, el pueblo de Israel prometió oír y obedecer todo lo que Dios mandara, el versículo 27 del capítulo en mención dijo el pueblo: “Acércate tú (Moisés), y oye toda las cosas que dijere Jehová nuestro Dios; y tú nos dirás todo lo que Jehová nuestro Dios te dijere, y nosotros oiremos y haremos”.

Pero no escucharon ni obedecieron la voz de Dios, al contrario permanentemente se rebelaron, por cada obstáculo que encontraron en su camino a la tierra prometida.
En obedecer los mandamientos de Dios, está la prosperidad total, El Señor dice en Isaías 48: 17-19. “Así ha dicho Jehová, Redentor tuyo, el Santo de Israel: Yo soy Jehová Dios tuyo, que te enseña provechosamente, que te encamina por el camino que debes seguir. ¡Oh, si hubieras atendido a mis mandamientos! Fuera entonces tu paz como un río, y tu justicia como las ondas del mar. Fuera como la arena tu descendencia, y los renuevos de tus entrañas como los granos de arena; nunca su nombre sería cortado de mi presencia”.
El sueño de Dios, siempre fue: “Sí, atendieran mis mandamientos, si lo guardaran, siempre les iría bien”

Mi querido amigo, amiga, existen leyes que Dios ha establecido en observarlos esta la paz, la salud, y por ende la prosperidad y la felicidad… lo dice Dios en persona. Y puedes preguntarte ¿Cuáles Leyes? Buenos está La principal Ley: Los diez mandamiento o el decálogo (Éxodo 20: 3-17); De salud (Levíticos 11); Leyes civiles (Éxodo 21-23),  la leyes rituales o ceremoniales quedaron sin efecto después de la muerte de nuestro Salvador Jesucristo.
Jesús enseñó como obedecerlo de una manera clara y sencilla. Entre algunos de los textos bíblicos, podemos destacar San Mateo Capítulos 5, 6,7…

En conclusión Dios quiere siempre que nos vaya bien en todo, porque su sueño es: “¡Quien diera que tuviesen tal corazón, que me temiesen y guardasen todos los días todos mis mandamientos, para que a ellos y a sus hijos les fuese bien para siempre!” Hno. Pio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cada palabra escrita con amor; influencia para bien... Dios te bendiga.