11/11/12

REFLEXIÓN 22. El Pecado De Muerte


Esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos algo conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos lo que le hemos pedido. Si alguno ve a su hermano cometer un pecado que no es de muerte, pida, y se le dará vida; a los que pecan no de muerte. Hay pecado de muerte, por el cual no digo que se ruegue. Toda mala acción es pecado, pero hay pecado no de muerte. Sabemos que todo el que ha nacido de Dios, no sigue pecando, porque el Engendrado por Dios lo guarda, y el maligno no lo toca. (1Juan 5: 14 – 18). 

El pecado de muerte son todos aquellos que se hacen con soberbia y arrogancia o desprecio que conlleva la rebeldía, sabiendo que es malo aun seguir haciéndolo:
Ejemplos: Éxodo 32; Números 15: 30 -36;
SAÚL: 1Samuel 15: 22,23; 28:3;
1Timoteo 1: 18-20.  

Cuando El Apóstol Juan Dice que no pidamos por el pecado que es de muerte, podemos entender que lo dice como una Advertencia: porque en todo momento tenemos que orar por los perdidos; pero el caso en cuestión es para los cristianos que no viven a la altura de su grande legado.

Ejemplo final: Un cristiano que lee la Biblia, asiste a la iglesia, enseña su palabra, pero sin embargo los fines de semana se va a la discoteca a beber y otras cosas más… para ese tipo de cristianos el apóstol pone hincapié que no se pida porqué es pecado de muerte, muerte en el sentido que si muere ebrio morirá perdido. 1Cor. 6: 9-11.

Jesús dijo: “Si la luz que está en ti es tinieblas, ¿cómo será las mismas tinieblas? Y no se puede servir a dos señores… 
Mat. 6: 22-24.

Con Afecto Pio Pablo Huamán Julca


No hay comentarios:

Publicar un comentario