30/5/17

REFLEXIÓN 58.- ¡AMOR ETERNO!


Las noticias dan cuenta hoy día, que un hombre llamado Fernando asesinó arrojándole gasolina y prendiéndole fuego a su ex esposa Marycella en su centro de trabajo, lamentablemente la mujer dejó de existir, dejando huérfanos a 4 hijos. Según trascendió que los celos eran el meollo del problema. 

¿Porque haría este hombre un hecho tan cruel, salvaje y despreciable a la mujer que amó? ¿Porque para tener 4 hijos, algo de amor existió verdad? ¿Cuándo se convirtió en odio y venganza? ¿Cuándo perdió el escrúpulo, el temor? ¿Cuándo dejo de pensar en su celo y odio homicida, sin pensar en sus hijos? Las preguntas pueden ser infinitas….sin fin… 

Creo y lo digo con determinación, cuando sucede estos lamentables hechos somos responsables todos en cierta forma, desde las autoridades que no previenen el mal antes que suceda. Pero podrías decir pero eso es generalizar el problema, porque el único responsable es ese maniaco que asesino a su ex esposa y que reciba todo el peso de la ley. Hasta la fecha van muchas mujeres asesinadas con métodos similares de odio y crueldad. 

 Algo pasa, y no se percibe a simple vista, pasa que la reserva moral, como las reservas naturales se están agotando paso a paso. Vivimos en una aprensión, en un nerviosismo casi a punto de colapsar, casi nadie soporta a nadie, la paciencia se está perdiendo, y está dejando su lugar a la ira asesina, al engreimiento, al egoísmo. Solo ve tú alrededor ¿cómo estás interactuando con tu entorno?

 La educación en valores reales se ha perdido, nadie quiere perder todos quieren ganar. El dominio propio que es propio de personas honorables casi es desconocido. Cuanta más tecnología, menos capacidad de discernir entre lo bueno y lo malo, como tal sin dominio de las emociones, que van tomando control de la razón y el buen juicio. 

 “La cordura del hombre detiene su furor, Y su honra es pasar por alto la ofensa. El de grande ira llevará la pena; Y si usa de violencias, añadirá nuevos males”. (Prov.19:11,19 R60). 
Más vale ser paciente que valiente; más vale dominarse a sí mismo que conquistar ciudades. (Prov. 16:32 NVI).

 El apóstol Pedro nos da la clave para lograr el dominio completo de nuestro ser, “ésta fórmula nunca ha fallado”. 
  5 vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; 6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; 7 a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. 8 Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. 
(2 Pedro 1:5-8 R60). 

Según La escalera de Pedro, para tener dominio propio, es necesario tener conocimiento, conocimiento de la palabra de Dios, pero antes; la plataforma tiene que ser la fe y luego el resto se irá acomodando en nuestra vida. 
 ¡Asi sabremos ganar y perder!

Porqué nuestra esposa o novia, no es de nuestra propiedad. Cuando nos casamos o convivimos, solo hacemos un contrato, un pacto, y durará mientras las dos partes cumplan las cláusulas del contrato, poniendo a Dios como testigo. 
Pero si por esas cosas de la vida, uno de ellos rompe el trato, por diferentes factores y se separan. El amor que un día lo profesaste, se mostrará en todo momento con respetar su decisión, porque si no fue feliz contigo, siéntete feliz que es feliz con otra persona; pero tú te sentirás satisfecho porque tu si sabes amar de verdad. 
 Recuerda: “La Pareja que Dios nos da, nunca se va”

 Así mostraremos verdadero amor, el amor de Dios. “Porque: 4 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; 5 no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; 6 no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad. 7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. 8 El amor nunca deja de ser… 
(1Cor. 13:4-8 R60). Hno. Pio 

No hay comentarios:

Publicar un comentario