26/7/17

REFLEXIÓN 64. LA FE Y LA GRACIA



Fui buscado por los que no preguntaban por mí; fui hallado por los que no me buscaban. Dije a gente que no invocaba mi nombre: Heme aquí, heme aquí. (Isa. 65:1 R60). 


 En esta vez, hablaremos de la fe y la gracia, aunque pareciera que es lo mismo, pero no siempre es lo mismo.

  I).- LA FE - La Fe: Es confiar, creerle a Dios, todo lo que dice, nos manda en esta vida y vivir en fidelidad y santidad. (Heb. 11:1 R60). 
- La Fe, es un estilo de vida. Habacuc 2:4. 
 - La Fe, no es exclusivo del pueblo de Dios. Mat. 8:10.
 - La Fe, Puede ser ejercida por otros ante Dios, a nuestro favor. 
Mat. 9:2. 

- La Fe, nos da sanidad y salvación. Mat. 9:22. 
- La Fe, puede darnos sanidad en Jesús. Mat. 9:29. 
 - La Fe, no deben ir separados de la misericordia, y la justicia, al obedecer los mandamientos de Dios. Mat. 23:23. 
La Fe, es creer en Dios. Mar. 11:22. 

 - La Fe real, siempre está de la mano del Espíritu Santo. Hechos 6:5. 
 - La Fe, es obedecer las ordenanzas de los líderes de Dios. 
Hechos 16:5.
 - La Fe, En Las Pruebas La Podemos Perder. Luc. 8:25.
 - La Fe, se puede bloquear si en nuestro corazón hay rencillas, celos entre nosotros. Mat. 17:15-20. 
- La Fe, se desarrolla por el uso, y por oír la palabra de Dios, Luc. 17:6; Rom. 10:17. 

 - La Fe, le da el auténtico valor a la ley de Dios. Rom. 3:31.
- La Justicia de la fe, es la obediencia a los mandamientos de la ley de Dios. Rom. 4:13; Filp. 3:9; Sal. 119:172. Rom. 2:13. 
 - La Fe, es Jesús. Gal. 3:25-29. - La Fe, es fruto del Espíritu Santo. Gal. 5:22. 
 - La Fe y la gracia van unidos en la salvación. Efes. 2:8. 

- La Fe se cimenta en la verdad para salvación. 2Tes. 2:13,10. Y la verdad tiene 5 columnas: Dios, Jesús, El Espíritu Santo, La Ley y La Palabra de Dios. Jer. 10:10; Jn. 14:6; 16,17; Sal. 119:142; Jn. 17:17. 

- La Fe se defiende valientemente. 1Tim. 6:12. 
 - La Fe nos lleva a Jesús, el autor y consumador de nuestra fe. 
2Tim. 3:15; Heb. 12:2.

 *Como hemos visto estos textos; la fe es ejercida por alguien que tiene nociones o conoce a Dios. Porque el que no conoce a Jesús; 
¿Cómo invocará su nombre? Rom. 10:13-17. 
 Entonces la fe actúa en el creyente propiamente, porque la fe es confiar en Dios, confiamos porque lo conocemos por su palabra, en los diferentes niveles de nuestra vida, por su palabra escrita, la Biblia y los Testimonios del Espíritu de Profecía. Por su palabra escrita en la naturaleza, en la conciencia de cada persona, y lo más importante por el Espíritu santo que nos muestra a Jesús; nuestro Señor y Salvador. - Pero veremos que para el creyente la gracia de Dios se manifiesta por la fe del creyente atraves del tiempo... 

 II).- LA GRACIA. 
Gracia Es sinónimo de favor, agradar a Dios por su bondad. 
(Gn. 30:27; Ex. 33:13 ). 
Gracia también es misericordia. Sal. 17:7; 40:11).
 Adán y Eva recibieron una promesa de salvación a pesar de su desobediencia (Gn. 3:15), y se les proveyó una protección física (v 21); Noé fue salvado de la destrucción general producida por el diluvio (6:8; 7:1); Abrahán fue elegido, a pesar de sus imperfecciones, para mantener vivo el conocimiento de Dios (12:1)… 
 El AT no sólo revela el desagrado de Dios por el pecado, sino también su paciencia y su amor por los pecadores, y la gracia provista para su salvación. 

 Le toca, sin embargo, al NT desarrollar y proclamar la plenitud de la gracia divina, "pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad 501 vinieron por medio de Jesucristo" (Jn. 1:17). 

El principal exponente de la doctrina de la salvación por gracia es Pablo
 Su tesis es que la salvación es el resultado, no de la ley o libros o la nacionalidad, 
*sino del favor divino otorgado libremente
**y por la fe humana. 
"Por gracia sois salvos por medio de la fe" (Ef. 2:8).

 Pablo describe una de las bendiciones del evangelio como la "entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes" (Ro. 5:2).

 "La gracia es la mano de Dios que baja a la tierra. La fe es la mano del hombre que se extiende hacia arriba para asir la de Dios". 

 La dinámica de la salvación es la gracia divina. Él ha establecido que su gracia esté disponible para todos los hombres de todas las nacionalidades y condiciones de vida de todos los tiempos. Pero la fe es la que se apropia de ella (Ef. 4:7; Tit. 2:11) …Por medio de la gracia Dios llama a los hombres a su servicio (Gá. 1:15, 16), y es su operación la que influye sobre los hombres para que respondan al llamado de Dios (Hch. 20:32). Ella conduce a los hombres al arrepentimiento 
(2 Ti. 2:25) e imparte fe (Ro. 12:3; He. 12:2). 
 Fue traída a los hombres por medio de Jesucristo (Ro. 5:15) e imparte consolación y esperanza (2 Ts. 2:16). 
 El trono de Dios no sólo es un símbolo de juicio y de poder, sino también de gracia (He. 4:16). 
Fuente: Diccionario Bíblico Adventista. 

 **La gracia de Dios, circunda toda su creación, es más amplio que la fe en sí, ya que la fe solo funciona con gente que conoce de cerca o por otros a Dios especialmente.
 Como el caso de la mujer Siro fenicia. Marc. 7:25-30. Pero la gracia funciona en toda la humanidad, y el que escucha su voz, y obedece la luz que tiene, será salvo. Mt. 25:31-46. 
 La gracia se construye paso a paso, generación tras generación. Por eso el Señor dice: “Fui buscado por los que no preguntaban por mí; fui hallado por los que no me buscaban. Dije a gente que no invocaba mi nombre: Heme aquí, heme aquí”. (Isa. 65:1 R60). 

 ***La gracia te puede alcanzar en el último momento de tu vida, como al ladrón en la cruz. San Lucas 23:40-43 R60. Éste ejemplo muestra la gracia en acción. Este Ladrón, Solo pidió y recibió Por fe en Jesús, quien estaba pagando ya la deuda del hombre, y por tanto quedaría expedito con su muerte y resurrección. 

**** Alcanzar la gracia depende mucho de que actitud tomamos en cada etapa de nuestra vida; y por fin estar en el redil verdadero, que el Señor Estableció, su iglesia verdadera, que se ha mantenido a través de los tiempos. Porque si no fuera así, seria predestinación o favoritismo o discriminación divina. Pero eso no es así. 
 Por ejemplo mi Padre, escucho de los curas acerca de Dios, pero renegaba con ellos, porque no mostraban en sus vidas lo que decían. Entonces mantuvo toda su vida un rechazo a la religión. 
Yo lo veía orar en muchas oportunidades. Pero no iba a confesarse, ni a la misa, como lo hacían todos los católicos. 

 Cuando nosotros conocimos la fe, no se opuso, ni tampoco nos animó a seguir adelante. Al final de su vida, faltando 5 días, aceptó al Señor Jesucristo. Se dejó alcanzar por la bondad de Dios. 

 No importa cuántas batallas perdimos en la vida, pero no permitamos perder la guerra, porque si no aceptamos al Señor, estaremos sin esperanza en aquel día cuando el Señor juzgara a toda la humanidad. 

***** La gracia de Dios en mi vida, lo he visto grandemente, porque yo y mis hermanos aceptamos al Señor Jesús, y mis primos hermanos no, hasta hoy.
 Mi abuelo materno sembró la gracia de Dios en nuestras vidas. Nunca lo conocí, porque falleció antes que yo existiera. Según lo que me contó mi Madre; él era un buen católico, porque tenía una relación muy estrecha con el párroco de la iglesia cercana a la casa donde vivía. Leía mucho la biblia…

 Cuando aprendí a leer como a los 7 o 8 años de edad aprox. encontré en el taller que fue de mi abuelo, un librito religioso, y allí vi una imagen que me marcó mucho y creo que fue el inicio para ser alcanzado por la gracia de Dios. Porque como a los 16 años edad acepte al Señor Jesús, como mi Señor y Salvador. 

 Por eso estoy seguro, de lo que hace tus antepasados determinará en gran medida que encuentres la salvación. A pesar que en mi vida tuve pruebas muy duras, la gracia no me abandonó nunca, el amor de Dios me cuidó y sé que me conducirá de vuelta al Edén, que un día perdimos. Juntamente con todos los que aman al Señor.

Entonces la gracia de Dios se manifiesta en todos aquellos que piensan en Dios, aun sin conocerle. Isa. 65:1. 
 Pero que viven fieles a la luz que tienen, la ley de Dios escrito en sus conciencias. Rom. 2:14-16. Y en aquel día de rendición de cuentas serán salvos. Mat. 25:31-46. 

 LA GRACIA PARA BUENOS Y MALOS 
Hay un tipo de gracia que no tiene que ver con salvación como lo conocemos, es lo que tiene ver con la breve vida en esta tierra. La vida diaria que vivimos, el alimento que comemos, las fuerzas que recibimos día a día, para vivir. El aire que respiramos. La lluvia que riega la tierra, el sol que sale para buenos y malos. (Mat 5:45). 
A pesar de que la gran mayoría vive sin recordarlo, ni menos agradecerle, Dios es paciente, misericordioso…Ex. 34:6. 
Sigue sosteniendo y sustentando su creación. Sal. 104. 
 "Los ojos de todos esperan en ti, Y tú les das su comida a su tiempo. Abres tu mano, Y colmas de bendición a todo ser viviente. Justo es Jehová en todos sus caminos, Y misericordioso en todas sus obras". (Sal. 145:15-17 R60). 

 LA GRACIA TRASCIENDE LA FE
El Himno que cantábamos de jóvenes, decía: “Si la fe me abandonare, él me sostendrá” En mi vida muchas veces la fe me ha abandonado al terminar el día de arduos problemas sin solución; pero al empezar el nuevo día, la esperanza renacía otra vez, y me decía: “que hoy día, sería mejor que ayer” Los discípulos ante la tormenta perdieron la fe, pero la gracia los sostuvo. Mat. 8:24-26. . Cuando digo: "Mi pie se tambalea", tu gracia me sustenta. (Sal. 94:18 CAB). 

****** “Cuando la fe falla, Su gracia se activa y cubre esa breve crisis. Porque la gracia es más amplio, que nuestra débil fe. Es la mano de Dios, sosteniéndonos en la dura tormenta que nos toca pasar, y no entendemos como acabará, pero Dios; si lo sabe; por eso su gracia suple lo que nos falta. Podemos decir con certeza que la gracia; es la verdadera fe, que Dios nos da” 

 FINALMENTE SOLO PARA GRAFICAR LA GRACIA, BONDAD O FAVOR. 
Pero en el caso especial de Noé, a pesar de la gran apostasía, mantuvo su fidelidad de sus ancestros como su bis abuelo Enoc. 
 La gracia verdadera o favor de Dios, no es gratuito, tiene una causa, y la causa es la fidelidad propia de Noé y sus antepasados que le legaron esa fe en el Dios verdadero. “es el premio de la fe”. Entonces en la crisis que vino a este mundo, Noé fue hallado fiel a Dios. Y alcanzó la gracia. Gen 6:6-8. 

 Si la gracia fuera gratuita o un don inmerecido o regalo como dicen la mayoría de los predicadores. 
 ¿Por qué Dios no salva a todo la humanidad? o ¿Porque no extendió su gracia a los antediluvianos para salvarlos del diluvio? 

La respuesta es simple y clara. Que para hallar el favor de Dios, una vez que la verdad está frente a nosotros, el hombre tiene que ejercer fe en las promesas de Dios. Los antediluvianos no ejercitaron su fe, más que para lo malo y destructivo, se burlaron de la palabra de Dios. 

 Hoy al ejercer fe, obedecemos los mandamientos de Dios. “y luego Dios dijo de Abraham: Porque yo sé que mandará a sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová, haciendo justicia y juicio, para que haga venir Jehová sobre Abraham lo que ha hablado acerca de él”. (Gen 18:19 R60).

   Por cuanto oyó Abraham mi voz, y guardó mi precepto, mis mandamientos, mis estatutos y mis leyes. (Gen 26:5 R60). 
 Porque la fe sin obras es muerta Sant. 2:20-26. Ahórrame las sendas mentirosas y hazme la gracia de tu ley. (Sal. 119:29 CAB).
 Vuélvete a mí y acógeme en tu gracia, según haces con quien ama tu nombre. (Sal. 119:132 CAB). 

 La Fe y la gracia de Dios, son complementarios en los que escuchan y conocen su palabra. Pero en los que nunca han conocido de él; la gracia sola se manifiesta, de acuerdo a la ley escrito en sus conciencias. Si fueron fieles o no a esa verdad. Rom. 2:14-16; Mat.25:31-46. Hno. Pio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cada palabra escrita con amor; influencia para bien... Dios te bendiga.