27/7/17

REFLEXIÓN 65. JEHOVÁ SEA VUESTRO TEMOR Y VUESTRO MIEDO.


Cuál es la actitud correcta que debemos tener ante Dios: ¿Debemos tenerle miedo? 
o ¿Solo debemos mostrarle respeto? 
 Porque en estos tiempos se escucha mucho, de que a Dios, no debemos tenerle miedo, sino respeto. 

¿Será correcta esta expresión? ¿Cómo es Dios? ¿Es igual que nosotros? 

 Podemos llenarnos de interrogantes, y conjeturas que nunca acabaríamos. Pero mejor preguntémosle a Dios mismo. 
Y no hay mejor lugar donde hacerlo que en su palabra, La Biblia. 

 EL TEMOR Y EL MIEDO A VECES 
VAN DE LA MANO. 
“Porque Jehová me dijo de esta manera con mano fuerte, y me enseñó que no caminase por el camino de este pueblo, diciendo: No llaméis conspiración a todas las cosas que este pueblo llama conspiración; ni temáis lo que ellos temen, ni tengáis miedo. A Jehová de los ejércitos, a él santificad; sea él vuestro temor, y él sea vuestro miedo”. 
(Isa. 8:11-13 R60).

 Mi mano hizo todas estas cosas, y así todas estas cosas fueron, dice Jehová; pero miraré a aquel que es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla a mi palabra. (Isa. 66:2 R60). 

 8 Entonces Abimelec se levantó de mañana y llamó a todos sus siervos, y dijo todas estas palabras en los oídos de ellos; y temieron (Pavor, terror, miedo) los hombres en gran manera. 9 Después llamó Abimelec a Abraham, y le dijo: 
¿Qué nos has hecho? ¿En qué pequé yo contra ti, que has atraído sobre mí y sobre mi reino tan grande pecado? 
Lo que no debiste hacer has hecho conmigo. 10 Dijo también Abimelec a Abraham: ¿Qué pensabas, para que hicieses esto? 11 Y Abraham respondió: Porque dije para mí: Ciertamente no hay temor de Dios en este lugar (No Conocen a Dios), y me matarán por causa de mi mujer. (Gen. 20:8-11 R60).

  14 No maldecirás al sordo, y delante del ciego no pondrás tropiezo, sino que tendrás temor de tu Dios. Yo Jehová. 
(Lev. 19:14 R60). 
Delante de las canas te levantarás, y honrarás el rostro del anciano, y de tu Dios tendrás temor (Honrar, obedecer). Yo Jehová. 
(Lev. 19:32 R60). 

 Yo estaba entonces entre Jehová y vosotros, para declararos la palabra de Jehová; porque vosotros tuvisteis temor (Miedo) del fuego, y no subisteis al monte. (Deut. 5:5 R60). 

Pero Jehová le dijo: Paz a ti; no tengas temor, (Miedo) no morirás. 
(Jue. 6:23 R60). 

Y Samuel clamó a Jehová, y Jehová dio truenos y lluvias en aquel día; y todo el pueblo tuvo gran temor (Miedo, Pavor, Terror) de Jehová y de Samuel. (1Sa. 12:18 R60). 

  Sirvan al SEÑOR con temor; con temblor ríndanle alabanza. 
(Sal. 2:11 NVI). 

Pero yo, por tu gran amor puedo entrar en tu casa; puedo postrarme reverente (Temor) hacia tu santo templo. (Sal. 5:7 NVI).

 El temor del SEÑOR es puro: permanece para siempre. Las sentencias del SEÑOR son verdaderas: todas ellas son justas. 
(Sal. 19:9 NVI). 

Venid, hijos, oídme; El temor de Jehová os enseñaré.
 (Sal. 34:11 R60). 

 La iniquidad del impío me dice al corazón: No hay temor de Dios (No le respetan, No Les Importa Dios), delante de sus ojos.
 (Sal. 36:1 R60). 

 Por cuanto aborrecieron el conocimiento y no quisieron temer al SEÑOR; (Pro. 1:29 NVI). 

 TEMER A DIOS ES HALLAR 
EL CONOCIMIENTO DE DIOS
1 Hijo mío, si haces tuyas mis palabras y atesoras mis mandamientos; 2 si tu oído inclinas hacia la sabiduría y de corazón te entregas a la inteligencia; 3 si llamas a la inteligencia y pides discernimiento; 4 si la buscas como a la plata, como a un tesoro escondido, 5 entonces comprenderás el temor del SEÑOR y hallarás el conocimiento de Dios. 6 Porque el SEÑOR da la sabiduría; conocimiento y ciencia brotan de sus labios. (Prov. 2:1-6 NVI).

 TEMER A DIOS, ES NO PRACTICAR EL MAL, 
ES OBEDECERLE. 
El temor de Jehová es aborrecer el mal; La soberbia y la arrogancia, el mal camino, Y la boca perversa, aborrezco. (Pro. 8:13 R60). 

 TEMER A DIOS ES SABIDURIA 
 10 El temor de Jehová es el principio de la sabiduría, Y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia. (Pro. 9:10 R60).

 TEMER A DIOS ES LARGA VIDA 
El temor de Jehová aumentará los días; Mas los años de los impíos serán acortados. (Pro. 10:27 R60). El temor de Jehová es para vida, Y con él vivirá lleno de reposo el hombre; No será visitado de mal. 
(Pro. 19:23 R60). 

 EL TEMOR A DIOS, RESULTA EN BIENESTAR PARA TODOS.
 38 Y me serán por pueblo, y yo seré a ellos por Dios. 39 Y daréles un corazón, y un camino, para que me teman perpetuamente, para que hayan bien ellos, y sus hijos después de ellos. 40 Y haré con ellos pacto eterno, que no tornaré atrás de hacerles bien, y pondré mi temor en el corazón de ellos, para que no se aparten de mí. 
(Jer. 32:38-40 SRV). 

 TEMER A DIOS ES ADORARLO CON INTEGRIDAD
 7 En que ofrecéis sobre mi altar pan inmundo. Y dijisteis: ¿En qué te hemos deshonrado? En que pensáis que la mesa de Jehová es despreciable. 8 Y cuando ofrecéis el animal ciego para el sacrificio, ¿no es malo? Asimismo cuando ofrecéis el cojo o el enfermo, ¿no es malo? Preséntalo, pues, a tu príncipe; ¿acaso se agradará de ti, o le serás acepto? dice Jehová de los ejércitos. 9 Ahora, pues, orad por el favor de Dios, para que tenga piedad de nosotros. Pero ¿cómo podéis agradarle, si hacéis estas cosas? dice Jehová de los ejércitos. 
(Mal. 1:7-9 R60).

 EL TEMOR A DIOS, RESULTA EN UN CRECIMIENTO DE LA MISIÓN. 
31 Entretanto la iglesia gozaba de paz por toda Judea, Galilea y Samaria, y era edificada; y andando en el temor del Señor y en la fortaleza del Espíritu Santo, seguía creciendo. (Hechos 9:31 NBH). 

EL TEMOR O MIEDO DE DIOS, 
DA CONVERSION, CAMBIO DE VIDA 
15 Pero el espíritu malo les respondió:``A Jesús conozco, y sé quién es Pablo, pero ustedes, ¿quiénes son?" 16 Y el hombre en quien estaba el espíritu malo se lanzó sobre ellos, y los dominó y pudo más que ellos, de manera que huyeron de aquella casa desnudos y heridos. 
 17 Supieron esto todos los habitantes de Efeso, tanto Judíos como Griegos. El temor se apoderó de todos ellos, y el nombre del Señor Jesús era exaltado. 18 También muchos de los que habían creído continuaban viniendo, confesando y declarando las cosas que practicaban. 19 Muchos de los que practicaban la magia, juntando sus libros, los quemaban a la vista de todos. Calcularon su precio y hallaron que llegaba a 50,000 monedas de plata 20 Así crecía poderosamente y prevalecía la palabra del Señor. 
(Hechos 19:15-20 NBH). 

 8 Porque, aun cuando os entristecí con la carta, no me pesa; y aun cuando me pesaba -veo que aquella carta os entristeció, aunque fuera momentáneamente-, 9 ahora me alegro, no porque os entristecisteis, sino porque esa tristeza provocó vuestra conversión. Porque os entristecisteis según Dios, de modo que no sufristeis ningún daño por nuestra parte. 

 10 Pues la tristeza que es según Dios produce una conversión saludable, de la cual no hay que tener pesar; mientras que la tristeza del mundo produce la muerte. 11 Porque, mirad: ¡cuánta solicitud produjo en vosotros ese mismo hecho de entristeceros según Dios! ¡Qué disculpas! ¡Qué indignación! ¡Qué temor! ¡Qué nostalgia! ¡Qué preocupación! ¡Qué deseo de justicia! En todo momento habéis demostrado ser inocentes en este asunto. 
(2Co. 7:8-11 CAB). 

 RESPETAR LA LEYES CIVILES, Y LAS AUTORIDADES ES TEMER A DIOS. 
 3 Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella; 4 porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo. (Rom. 13:3-4 R60). 

 TEMER ADIOS, ES PREPARARSE PARA EL GRAN DIA, 
EL JUICIO FINAL. 
10 Porque es necesario que todos comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba lo que le corresponda, según lo bueno o malo que haya hecho mientras vivió en el cuerpo. 11 Por tanto, como sabemos lo que es temer al Señor, tratamos de persuadir a todos, aunque para Dios es evidente lo que somos, y espero que también lo sea para la conciencia de ustedes. 
(2Co 5:10-11 NVI). 

 Teniendo, pues, la posesión de tales promesas, purifiquémonos de todo lo que pueda manchar la carne o el espíritu y completemos nuestra santificación en el temor de Dios. (2Co. 7:1 CAB).

 VIVIR EN TEMOR DE DIOS, 
ES VIVIR EN ARMONIA 
 Sed sumisos unos a otros en el temor de Cristo: 
(Efes. 5:21 CAB).
 Esclavos, obedezcan a sus amos terrenales con respeto y temor, y con integridad de corazón, como a Cristo. (Efes. 6:5 NVI).
  
ASEGUREMOS NUESTRA SALVACION EN CRISTO CON MIEDO Y REVERENCIA AL SEÑOR. 
 Así, pues, amados míos, ya que siempre habéis sido obedientes no solo cuando estaba entre vosotros, sino mucho más ahora, que estoy ausente, trabajad con temor y temblor en vuestra propia salvación.
 (Fil. 2:12 CAB). 

 EL AMOR DE DIOS CAMBIA EL MIEDO SERVIL, EN UN TEMOR REAL, QUE IMPLICA OBEDECER SUS MANDAMIENTOS.
14 Y nosotros hemos visto y atestiguamos que el Padre envió a su Hijo como Salvador del mundo. 15 Si uno confiesa que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios. 16 Y nosotros hemos llegado a conocer y a creer en el amor que Dios tiene por nosotros. Dios es amor: y quien permanece en el amor, permanece en Dios, y Dios en él. 17 En esto culmina el amor entre nosotros: en que tengamos plena confianza en el día del juicio; porque tal como es él, somos también nosotros en este mundo. 

 18 No hay temor en el amor; sino que el amor perfecto echa fuera el temor, porque el temor supone castigo, y el que teme no es perfecto en el amor. 19 Nosotros amamos porque él nos amó primero. 20 Si alguno dice: "Yo amo a Dios", pero odia a su hermano, es mentiroso; pues quien no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios, a quien no ve. 21 Y este mandamiento tenemos de él: que quien ama a Dios, ame también a su hermano. (1Juan 4:14-21 CAB). 

 TEMER A DIOS SIGNIFICA SERVIRLE 
 Y ADORARLE SOLO A EL. 
Ahora, pues, temed a Jehová, y servidle con integridad y en verdad; y quitad de entre vosotros los dioses a los cuales sirvieron vuestros padres al otro lado del río, y en Egipto; y servid a Jehová. 
(Jos. 24:14 R60). 

 24 Solamente temed a Jehová y servidle de verdad con todo vuestro corazón, pues considerad cuán grandes cosas ha hecho por vosotros. 25 Más si perseverareis en hacer mal, vosotros y vuestro rey pereceréis. (1Sam. 12:24-25 R60). 

 35 con los cuales Jehová había hecho pacto, y les mandó diciendo: No temeréis a otros dioses, ni los adoraréis, ni les serviréis, ni les haréis sacrificios. 36 Mas a Jehová, que os sacó de tierra de Egipto con grande poder y brazo extendido, a éste temeréis, y a éste adoraréis, y a éste haréis sacrificio. 37 Los estatutos y derechos y ley y mandamientos que os dio por escrito, cuidaréis siempre de ponerlos por obra, y no temeréis a dioses ajenos. 38 No olvidaréis el pacto que hice con vosotros, ni temeréis a dioses ajenos; 39 más temed a Jehová vuestro Dios, y él os librará de mano de todos vuestros enemigos. 40 Pero ellos no escucharon; antes hicieron según su costumbre antigua. 41 Así temieron a Jehová aquellas gentes, y al mismo tiempo sirvieron a sus ídolos; y también sus hijos y sus nietos, según como hicieron sus padres, así hacen hasta hoy. (2Reyes 17:35-41 R60). 

Adorad a Jehová en la hermosura de la santidad; Temed delante de él, toda la tierra. (Sal. 96:9 R60).

 TEMER A DIOS NOS DA PLENITUD 
 Temed a Jehová, vosotros sus santos, Pues nada falta a los que le temen. (Sal. 34:9 R60). 

 TEMED SOLO A DIOS
 Y no temáis a los que matan el cuerpo, más el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno. (Mat. 10:28 R60). 

 Pero os enseñaré a quién debéis temer: Temed a aquel que después de haber quitado la vida, tiene poder de echar en el infierno; sí, os digo, a éste temed. (Lucas 12:5 R60). 

 TEMER A DIOS, SIGNIFCA GUARDAR SUS DIEZ MANDAMIENTOS. 
Diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas. (Apoc. 14:7 R60). 

 La palabra temor para ser entendida y aplicada correctamente, es necesario verlos dentro del texto y el contexto del pasaje que se está leyendo. Y se presenta a veces como miedo o temblor. Temor Como respeto reverente, y obediencia a sus mandamientos…etc. HNO. PIO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cada palabra escrita con amor; influencia para bien... Dios te bendiga.